Metodologías

Implementación de ITIL para mejora de procesos IT

En el mundo de tecnología las empresas o compañías que están en este ámbito deben adaptarse muy rápido en este entorno y responder de manera eficiente a los cambios del mercado para ofrecer servicios a sus clientes.

Es por eso que en ITIL siempre se habla de mejora continua dentro de la gestión de servicios de TI con el fin de optimizar los procesos internos para cumplir con las estrategias empresariales de un cliente basado en su retorno de inversión.

Las buenas prácticas de la Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de Información (ITIL por sus siglas en inglés) establecen la necesidad de monitorear y medir continuamente todas las actividades y procesos involucrados en la prestación de los servicios TI bajo los conceptos de conformidad, calidad, rendimiento y valor.

ITIL intercede porque los servicios de TI deben estar alineados con las necesidades del negocio y sustentar los procesos de negocio. Proporciona orientación a las organizaciones sobre cómo utilizar las TI como una herramienta para facilitar el cambio la transformación y el crecimiento del negocio. Las mejores prácticas de ITIL se describen en cinco guías básicas alineadas con el “ITIL Service Lifecycle”, o “Ciclo de vida del servicio según ITIL”

  •  Estrategia del Servicio – comprender quiénes son los clientes de TI, las ofertas de servicios para satisfacer sus necesidades, y las capacidades y recursos de TI para prestar esos servicios.
  • Diseño del Servicio – asegura que los servicios nuevos y modificados se han diseñado de manera efectiva para satisfacer las expectativas del cliente, teniendo en cuenta aspectos como la tecnología, la arquitectura y los procesos que se necesitarán para ofrecerlos.
  • Transición del Servicio – el servicio se construye, se prueba y se pone en producción asegurando que el cliente del servicio puede utilizarlo para alcanzar el valor deseado.
  • Operación del Servicio – ayuda a ofrecer el servicio de forma permanente, incluyendo la gestión de las interrupciones y el apoyo a los usuarios finales
  • Mejora Continua del Servicio – mide y mejora los niveles de servicio, la tecnología y la eficiencia y eficacia de los procesos. Incorpora muchos de los conceptos articulados en el Ciclo de Deming de Plan-Do-Check-Act.

En la nueva versión 4, se define el Sistema de Valor del Servicio (SVS), el cual describe cómo todos los componentes y actividades de la organización trabajan juntos como un sistema para permitir la creación de valor.

ITIL V4 y el SVS adoptan un enfoque más holístico, brindando a las organizaciones un modelo operativo flexible que admite diferentes enfoques de trabajo. ITIL V4 no define procesos específicos de ITIL V4, y los proveedores de servicios son libres de diseñar procesos a la medida que funcionen para sus organizaciones.

El ITIL SVS incluye los siguientes componentes:

  1. Principios básicos: recomendaciones que pueden guiar a una organización en todas las circunstancias, independientemente de los cambios en sus objetivos, estrategias, tipo de trabajo o estructura de gestión.
  2. Gobernanza: los medios por los cuales una organización es dirigida y controlada.
  3. Cadena de valor del servicio: un conjunto de actividades interconectadas que realiza una organización para entregar un producto o servicio valioso a sus consumidores y facilitar la realización del valor.
  4. Prácticas: conjuntos de recursos organizacionales diseñados para realizar tareas o lograr un objetivo.
  5. Mejora continua: una actividad organizativa recurrente que se realiza en todos los niveles para garantizar que el desempeño de una organización cumpla con las expectativas de los interesados.

Fuente: www.hiberus.com, https://www.proactivanet.com/

No comments yet! You be the first to comment.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *